2.05.2013

HUIR

| | 0 comentarios



Huir es un naufragio,
un mar en el que buscas tu rostro, inútilmente,
hasta convertirte en náufrago de sal,
cristal en el que brilla la nostalgia.

Huir tiene el olor de la esperanza,
huele a cierto y a traición,
se siente vigilado, está perdido
y no hay ningún imán que guíe
su insensato paso migratorio.

Huir parece alimentarse de tiempo,
respira distancia y mira, desde muy lejos,
un horizonte de escombros.

Huir tiene frío y en la piel de su vientre
resuenan palabras graves valor asombro lluvia.

Huir quisiera ser un pez abisal que ha llegado a la superficie:
despues de tanto oscuro,
de tantos siglos anegado en la profundidad,
brillan las primeras gotas de luz
sobre su lomo albino de criatura castigada.

Pero huir es un naufragio
y tu rostro un puñado de sal
disuelto en el transcurso de las horas.

Guadalupe Grande

0 comentarios:

Publicar un comentario