4.15.2013

NADAR SIN AGUA

| | 0 comentarios

“¿cómo se puede pensar un cuarto de hora en un minuto y medio?”
“Apenas un minuto y medio por tu tiempo, por el tiempo de ésa –ha dicho rencorosamente Johnny-. Y también por el del métro y el de mi reloj, malditos sean. Entonces, ¿cómo puede ser que yo haya estado pensando un cuarto de hora, eh, Bruno? ¿Cómo se puede pensar un cuarto de hora en un minuto y medio?
Julio Cortazar - El persegudor

0 comentarios:

Publicar un comentario